Nombre profesora:  Maribel Ferrada.

Coordinador Regional y tutor: Miguel Friz. 

Establecimiento: Escuela La Castilla, Región de Ñuble.

Nivel: 2° básico.

Tema: Adición de unidades, decenas y centenas.

Línea: Didáctica de la Matemática. 

Material: Experiencia de Co-docencia. 

______________________________________________________________________________________________________

Entrevista a Miguel Friz y Maribel Ferrada

¿Cómo se gestó la clase por Whatsapp?

MF: Primero que todo, decir que esta es una escuela muy vulnerable, de los sectores más pobres de la comuna de Chillán. No es rural, pero es de la periferia. Los cursos son pequeños y en algunos casos de pobreza extrema, pero la profesora lo hace extraordinariamente bien. Tiene ocho estudiantes y no tienen ni conectividad ni computadores. Conversamos que buscáramos una forma técnica de conectarse por Whatsapp, y están avanzando tremendamente. Trabajamos sumas, con porotos y vasos. Revisando las guías, repitiendo, confirmando y retroalimentando. Después de las clases hay conversación y reflexión con ellos.

MB: Lamentablemente no tienen acceso a la tecnología, y no cuentan con muchas redes aparte del teléfono del apoderado. El objetivo es tratar de seguir con las clases y no interrumpirlas. Mediante videollamada me logro comunicar con siete, y hasta el momento ha funcionado bastante bien. Hay algunas debilidades, porque no tienen lugares óptimos para el estudio, pero ha sido interactivo. Se comunican, se ven, y termina resultando gratificante. La idea es generar aprendizaje.

¿Cómo observan la respuesta de los estudiantes y los apoderados?

MF: Diría que no solo en lo cognitivo hay avance. A pesar de ser por Whatsapp no se pierde lo afectivo. Hemos progresado en calidad humana. Aquí hay una vocación de la profesora que precipitó este proceso. La pasión y la preparación de las clases. Hay paciencia, aunque no haya contacto. Los niños se sienten comprometidos con ella, a través de la repetición van avanzando. Siempre nos negamos a la tecnología, pero esta transición puede ser complementaria.  

MB: Una de las grandes fortalezas es como el apoderado se está involucrando. En la escuela el apoyo no se experimenta tanto, pero estando ahí mismo en esa interacción, ellos apoyan nuestro trabajo pedagógico. Tenemos reuniones semanales con los apoderados, y ellos comunican sus dificultades de conexión, en donde el tema económico también juega un papel.

Si me hubieses preguntado al comienzo, sobre si se puede reemplazar el proceso educativo de manera no presencial, mi respuesta hubiese sido otra. Evidentemente nunca vamos a reemplazar una clase presencial, porque se trabaja mucho con material concreto. Pero lo positivo es que puede haber retroalimentación, cuando les pregunto cómo llegan a las soluciones hay una conversación directa, y finalmente el trabajo resulta efectivo.